viernes, 21 de octubre de 2016

21 de octubre de 1833 nace Alfred Nobel. Fundador del premio Nobel y padre de la dinamita!


El 21 de octubre de 1833 nace en Estocolmo, Suecia, Alfred Bernhard Nobel, químico, ingeniero, inventor y fabricante de armas sueco, principalmente conocido por ser el creador de dinamita y por instaurar los premios que llevan su nombre.

En 1862, Nobel construyó una pequeña empresa para la fabricación de nitroglicerina, y al mismo tiempo realiza investigaciones con la esperanza de encontrar una manera segura de controlar la detonación del explosivo.

En 1863, Nobel inventa un detonador práctico que consiste en un tapón de madera insertado en una carga de nitroglicerina contenido en un recipiente de metal. Este detonador marcó el comienzo de la reputación del Nobel como inventor, así como la fortuna que iba a adquirir como fabricante de explosivos.

En 1864, ocurre una explosión en su fábrica donde muere su hermano más joven además de otras personas.

En 1865, Nobel inventa un detonador mejorado llamado “casquillo de voladura”. Este  invento marca el inicio del uso moderno de los explosivos de alta potencia.

En 1867, Nobel inventa la dinamita por casualidad, descubrió que la nitroglicerina se absorbe a la sequedad por tierra de diatomeas (una tierra silícea porosa) y su mezcla resultante resulta mucho más segura de usar y fácil de manejar que la nitroglicerina sola. Nobel nombra el nuevo producto “dinamita” (del griego dynamis, "poder"). El 26 de mayo de 1968 se le concedió la patente en Estados Unidos.

La Dinamita le dio fama a Nobel en todo el mundo y pronto se empezó a utilizar en voladuras de túneles, canales y construcción de ferrocarriles y carreteras.
En la década de 1870 y 80. Nobel construyó una red de fábricas en toda Europa para la fabricación de dinamita, y se formó una red de empresas para producir y comercializar sus explosivos.

El 27 de noviembre de 1895, Nobel firmó su testamento donde instituye el Premio que llevará su nombre con su fortuna un fondo con el que se premiará a los mejores exponentes en la Literatura, Fisiología o Medicina, Física, Química y de Paz; posteriormente fue creado el Premio de Economía.

Una hemorragia cerebral le causó la muerte cuando estaba en su hogar en San Remo, Italia, el 10 de diciembre de 1896 a la edad de 63 años.

Se calcula que su fortuna en el momento de su muerte era de 33 millones de coronas, de las cuales solo 100.000 coronas dejó en herencia a su familia, el resto fue destinado a los Premios Nobel.

Fuente
britannica.com