viernes, 11 de octubre de 2013

11 de octubre (1887) se patenta el Comptometer: la primera calculadora mecánica

El 11 de octubre de 1887, el estadounidense Dorr E. Felt, patenta el “Comptometer”.  

Ferr también se le concedió una patente previa, el 19 de julio 1887.

El comptometer fue la primera calculadora mecánica de la historia y tuvo un gran éxito comercial.

El Comptometer es una calculadora impulsados por claves, es muy rápida porque cada tecla suma o resta su valor al acumulador tan pronto como se presiona.

Un operador experto puede introducir todos los dígitos de un número al mismo tiempo, el uso de tantos dedos como sea necesario, por lo que a veces era más rápido de usar que las propias calculadoras electrónicas.

En consecuencia, en aplicaciones especializadas, el Comptometer permaneció en uso en cantidades limitadas hasta la década de 1990, pero ya todos han sido reemplazadas por las calculadoras electrónicas y los ordenadores.

Fabricado sin interrupción desde 1887 hasta mediados de la década de 1970 se mejoró constantemente, primero se hizo más rápido y fiable, después se añadió una línea de modelos electro-mecánicos en la década de 1930.

El 11 de junio de 1889, Dorr E. Felt, obtiene la patente para el “Comptograph”, el cual es un Comptometer con un mecanismo de impresión por lo que es más como una máquina calculadora ya que la teclas se registran cuando se escribe y no se requiere de tirar de alguna manija.

Fuente:
google.co.ve/patents